8 errores que te eliminarán de cualquier proceso de selección

vanessaCarrera profesional

¿Por más que buscas trabajo no consigues emplearte? ¿Te es difícil difícil conseguir una entrevista en este momento? En este artículo, vas a conocer los principales errores de quien está buscando trabajo.

Si aún no tienes claro cuál es tu principal desafío en este momento, es fácil identificarlo. Es solo seguir la línea de raciocinio y vas a entender en cuál punto te debes enfocar más:

Desafío 1: Pocas entrevistas y muchas hojas de vida enviadas.

Es muy posible que tu Hoja de Vida no esté comunicando tus habilidades y competencias a las empresas en las cuales te estás postulando. Por esto, debes concentrarte en hacer que tu Hoja de Vida y tu perfil en LinkedIn sean atractivos para el mercado. Para salir de esta situación, lee atentamente al final los errores 1, 2, 3 y 4.

Desafío 2: Muchas entrevistas y ninguna oferta.

En este caso, la probabilidad es que estás haciendo bien los puntos 1, 2, 3 y 4 pero estás cometiendo algunos errores en las entrevistas, los cuales están ocasionando que las empresas a las cuales estás aplicando, entienda que no es el momento de que tú hagas parte de su equipo. Los puntos 5, 6, 7, y 8 fueron pensados especialmente para ti.

¿Ya identificaste cuales son los puntos que debes leer con más atención?

  • Disparar para cualquier lugar
  • Marcelo es graduado en economía y realizó su pasantía de acuerdo a su carrera, pero vio una oferta de marketing y envío su Hoja de Vida. Puede parecer que él no tiene nada que perder haciendo esto, ¿Quién sabe? Pero es importante pensar que un reclutador de personal puede llegar a recibir un promedio de 200 hojas de vida por cada oferta laboral. Por lo cual si su formación, experiencia e interés no están relacionados con la oferta es mejor dejar pasar esta.

    Recomendación: Revisa cuales son las ofertas que realmente tienen que ver contigo y así mismo las empresas en las cuales quieres trabajar. Haz una búsqueda de mercado de las ofertas que más te interesan y que están relacionadas a tu profesión así como las empresas en las cuales te gustaría trabajar para que te dediques a estas. Tendrás mayor credibilidad cuando seas llamado para un proceso de selección.

    1. No personalizar tu Hoja de Vida

    Otro error muy común es enviar la misma Hoja de Vida para todas las ofertas laborales a las cuales apliques. Esto es un desafío porque las oportunidades normalmente buscan perfiles. Por ejemplo, el cargo “Asistente de Recursos Humanos” puede tener diferentes enfoques. En algunas empresas, puede ser para ayudar en procesos de selección, en otras puede ser para entrenamiento o para el área de departamento de personal.

    Recomendación: Enfocarse en los puntos de su Hoja de Vida que tienen que ver con la oferta de trabajo a la cual te estás aplicando. Es muy importante dejar claro para la empresa que tienes los conocimientos (académicos o de experiencia) en las funciones requeridas.

    Recomendación bonus: Si consigues colocar resultados en tus experiencias profesionales, en lugar de las funciones ganarás más puntos.

    1. No utilizar palabras clave

    Aún conectado con el punto anterior, cunado personalices tú Hoja de Vida, es importante que también incluyas palabras claves. Por ejemplo, para un cargo en el área financiera, muchas ofertas expresamente piden “Conocimiento avanzado en Excel” si no colocas en tu Hoja de Vida “Excel” puede ser que tu perfil no se destaque de acuerdo a lo esperado.

    Recomendación: Cuando hagas la investigación de mercados (sugerida en el punto No. 1) identifica cuales son las palabras o requisitos que más se repiten y encuentra la forma más atractiva de colocarlas en tu Hoja de Vida.

    1. Utilizar los portales de empleo como única herramienta

    Creo que este es un punto principal que frustra a muchas personas. ¿Conoces a personas que pasan horas y horas al frente del computador, enviando Hojas de Vida y nunca recibieron alguna respuesta? ¡Yo sí! Y eso es porque muchas empresas se enfocan en buscar antes personas con buenas recomendaciones por sus funcionarios de confianza antes de buscar Hojas de Vida en portales de empleo.

    Recomendación: Haz una lista de personas que trabajan en las empresas en las cuales te gustaría trabajar. Invítalas a tomar un café y después de algún tiempo de conversación, sondea las posibilidades sobre la existencia de alguna opción de pasantía o trabajo. Mantén contacto con estas personas de forma relevante y constante.

    1. No prepararse para la entrevista

    La preparación va mucho más allá de revisar la página web de la empresa. ¿Será que conoces alguien que pueda dar una visión sobre la situación actual de la futura empresa en la cual te puedes emplear y que te pueda compartir algunas informaciones contigo? En caso negativo, busca por noticias, videos u otras formas de comunicación de la empresa pueden dar datos interesantes sobre esta que puedes incluir durante la entrevista.

    Recomendación: Busca otras fuentes de información además de la página web de la empresa. Ten claro cuáles son las principales conclusiones sobre la situación actual de esta y cómo puedes contribuir para mejorar aún más los resultados.

    1. Incorrecta comunicación no verbal

    Puedes estar comunicando con palabras una cosa pero tu cuerpo, inconscientemente está comunicando otra completamente diferente.

    Los reclutadores son entrenados para identificar este tipo de contradicciones. Durante la entrevista o dinámicas en grupo, por esto es muy importante mantener la coherencia y garantizar que tu comunicación es auténtica.

    Recomendación: Estudia tus comportamientos no verbales, identifica si hay algún que sea contradictorio con tu discurso, practica y sigue practicando, tienes que ser verdadero en la entrevista y en las otras etapas del proceso de selección.

    1. Hablar, hablar y seguir hablando pero no decir nada.

    Es solo hacer la pregunta: “Cuéntame algo sobre ti” y en algunas ocasiones el candidato se olvida que es una entrevista de trabajo y la confunde con una terapia. ¡Existen candidatos que hablan por más de 10 minutos en esta pregunta, convirtiendo la entrevista en un monólogo sin sentido! Acuérdate: El objetivo de toda y cualquier etapa del proceso de selección es identificar si eres el mejor candidato para el cargo y para la empresa en ese momento.

    Recomendación: ¡Practica tus habilidades para una entrevista! ¡Sé conciso, simpático y responde lo que el entrevistador te pregunte. No precisas de ser monosílabo, es importante tener una buena noción! Si es posible hacer una simulación con quien ya tiene experiencia, te lo recomendamos mucho.
     

    1. No comunicar adecuadamente tu motivación

    Otro desafío que ya identificamos en nuestra práctica, es garantizar que la empresa en la cual estás aplicando entienda que cuentas con la motivación para trabajar en el cargo por lo menor por 1 (un) año. ¡Eso es lo mínimo esperado! Contratar a una persona es costoso y si no comunicas tu motivación con claridad, es poco probable que la empresa invierta en ti.

    Recomendación: Practica tu discurso, debes de tener claro cuáles son tus motivos y acciones que ayudarán a la empresa crecer.

    Entonces, a modo de resumen: Cuenta con una Hoja de Vida atractiva y prepárate para las interacciones con el personal de las empresas en las cuales estés aplicando. Para el primer punto, debes de tener la claridad del tipo de trabajo que estás buscando, indicar las palabras claves y personalizar tu Hoja de Vida son acciones fundamentales. Acuérdate de que la función de tu Hoja de Vida es conseguir la entrevista.

    Utiliza una red de contactos de forma estratégica para posicionarte no solo en los portales de empleo, también con las personas que te ayudarán a conseguir tus objetivos profesionales.

    Cuando pases de la primera fase, enfócate en conocer acerca de la empresa y entender cuáles son los principales desafíos del área donde quieres trabajar. Deja claro desde el principio como puedes aportar valor a la empresa y porque debes de ser contratado. Durante las otras etapas del proceso de selección, debes demostrar con acciones que tienes las competencias y habilidades para trabajar en la empresa.

    Además, durante el proceso, las empresas evalúan si encajas en su cultura. Son muchos los factores que llevan a una contratación exitosa. Haz tu parte y luego tendrás resultados satisfactorios.

    ¿Tienes alguna duda de cómo realizar algún de los anteriores pasos de forma efectiva? Contáctanos para agendar una sesión gratuita con nosotros para obtener un paso a paso personalizado.

    [inbound_forms id=”form_2163″ name=””]