7 Aprendizajes en 2 años como emprendedora

vanessaEmprendimiento, Impacto Social, Innovación Social, Negocios, Planeación estratégica

Emprender no es fácil. Sé que ya escuchaste y leíste esto en muchos materiales en Internet. Pero, lo hemos vivido los últimos dos años y, finalmente, hemos encontrado un modelo sostenible, que nos ha permitdo crecer como emprendedores y entender como funciona el mercado en Latinoamérica. Y lo mejor: Hemos tenido la oportunidad de contribuir con emprendedores en Brasil, Colombia y México a definir las estratégias y acciones claves para generar ingresos en corto plazo.

A continuación, podrás encontrar los 7 aprendizajes que hemos tenido como emprendedores a lo largo de estos 2 años y que nos cambiaron el modelo y garantizaron un crecimiento del más del 100% en nuestro emprendimiento.

1. Conoce tus talentos

Es esperado de todos nosotros que podamos hacer un poco de todo. De desarrollo de producto, a finanzas, a ventas, servicio al cliente, inspirar y más. Esto on es sólo para los emprendedores, pero para todos los profesionales. Sin embargo, la realidad es que hay tareas que nos nutren de energía, conocimiento y bienestar y otras que nos frustran y cansan nuestra mente y cuerpo. Conocer tus talentos te ayuda a entender qué talentos son complementarios a los tuyos, cuando los necesitas en tu equipo y en que posición. Además te permite entender como puedes contribuir de forma efectiva para tu emprendimiento. ¿Eres muy bueno creando nuevos proyectos o productos? ¿O tal vez eres muy fuerte garantizando que los servicios sean rentables? Encuentra tu super-poder emprendedor y enfócate en lo que haces mejor.

2. Ten un socio

Tener a tu lado una persona que realmente cree en tu idea y está dispuesto(a) a trabajar contigo por el cambio que deseas ver en el mundo, además de gratificante es también necesario. Esto porque te garantiza que:
– Puedes articular tus ideas claramente para una persona que realmente está interesado(a) en hacer la empresa crecer.
– Conseguir retroalimentación rápida de alguien que conozca tu negocio para estar sesgado(a) en relación a tu idea y proyecto.
Es muy importante que esta persona esté enamorado(a) de tu proyecto, tenga conocmientos del negocio, que pueda aportar sus habilidades y también que te complemente en relación a los talentos.

3. Conoce tu momento de emprender

Yo reconozco que cuando inicié mi emprendimiento no estaba lista para dar este paso. El principal problema fue que no tenía una planeación financiera para emprender y tampoco tenía claro mi modelo de negocio. Además, no sabía mucho de mercadeo y ventas lo que realmente disminuyó la velocidad que el emprendimiento podría alcanzar para ser sostenible. Por esto, mi recomendación es que puedan realmente planearse para tomar este paso y contar con las habilidades iniciales para probar el mercado y conseguir los primeros resultados.

4. Ten un sistema de apoyo

Un factor importante para el emprendedor es tener un sistema de apoyo. Esto porque la posición de emprendedor, por definición, es bastante solitaria. Si tu familia y amigos creen en ti como emprendedor y en tu idea de negocio, es menos incomodo pasar por los inúmeros desafíos, frustraciones y cuestionamientos en el camino.

5. Planea y actúa de forma sistemática

Una de estas dos situaciones te puede estar pasando: Planeas y tienes mucha facilidad de crear nuevos productos y servicios, pero no logras implementarlos de forma constante y medir su éxito.
Implementas tus ideas sin tener suficiente planeación y definición de indicadores de éxito para poder tomar decisiones acertadas.
Si ya identificaste que una de estas dos opciones te está pasando, es hora de definir una metodología para garantizar que puedas planear, implementar y medir los resultados de las estratégias que están pasando por tu cabeza. Organiza tus metas de acuerdo a la metodología SMART y garantiza que tienes tiempos definidos para verificar los errores y aciertos de tus acciones.

6. Conoce tu cliente

“La gente quiere comprar, pero no quiere que nadie les venda”. Escuchamos esta frase de nuestra mentora de ventas, Francy Valencia. Uno de los errores que nos costó más tiempo en identificar fue que nosotros no conocíamos a nuestros clientes. Fue durante las sesiones de coaching y mentoría que pudimos ver que no sabíamos cuáles eran sus dolores, que les traía alegrías y qué tareas necesitaban ejecutar en el día a día. Así, nosotros vendíamos un programa super completo y perfecto que naidie quería comprar. ¿Tienes otra semana sin clientes? Es hora de revisar el perfil de tus clientes, como atiendes a las necesidades de ellos y como te estás comunicando con ellos.

7. Invierte tus recursos en finanzas, marketing y estratégias

En nuestra experiencia, identificamos que normalmente los emprendedores son especialistas en sus productos o servicios y tienen dificultades en la parte administrativa y/o de ventas. ¿Este también es tu caso? Es hora de buscar ayuda, sea en cursos virtuales, mentorías, coaching, fortalecimiento del equipo, etc. Recuerda: Tener un súper producto que no venda no tiene mucho valor para tu empresa. ¿Conoces la Matriz BCG? Esta te ayudará a entender como debes organizar tus próximos pasos.

Estos 7 aprendizajes nos ayudaron a realizar un alto en el camino y redefinir nuestras estratégias para conseguir crecer. ¿Los esperabas? ¡Cuentanos cuál fue el aprendizaje que más te sorprendió!