¡Aumenta tu productividad y reduce costos en tu empresa, a través de la Teoría de Flujo!

chambitoProductividad

Hace algunos meses, una pequeña empresa en Brasil buscó a edge y solicitó que les ayudáramos con un desafío: los efectos que el rápido crecimiento organizacional estaba generando en las actividades de equipo. Entre los problemas, estaban largas jornadas laborales, pérdida del clima de amistad y confusiones en las funciones y responsabilidades de los miembros del equipo.

Para empezar, ¿a qué empresa no le gustaría tener el desafío de crecer rápidamente? Aunque sea un “buen problema”, este no debe ser ignorado. En un artículo publicado este mes, el profesor de comportamiento organizacional, Robert Siegel, de Stanford Business School, alerta para el hecho de que la mayoría de los desafíos en start-ups y pequeñas empresas están relacionados con el capital humano.

¿44 horas semanales?

Una de las quejas recurrentes en start-ups son las largas horas de trabajo. El desafío es difícil de diagnosticar porque se espera que haya muchísimo trabajo en una empresa que está iniciando. En este contexto, personas que no se incomodan en trabajar durante las noches, fines de semana y festivos deberían ser las mejores opciones de contratación para este tipo de organización. Pero no es lo que ha sido verificado en las investigaciones del área de comportamiento organizacional.

Según un estudio publicado en Harvard Business Review, los gestores de una consultoría no pueden diferenciar los resultados de las personas que trabajaban 80 horas por semana de los resultados obtenidos por funcionarios que dedicaban menos tiempo para el trabajo. Más que perjudicar la salud mental y física de las personas que trabajaban demasiado ya se ha podido comprobar que este comportamiento afecta negativamente el resultado de las empresas. Pero, entonces, ¿cuál es la solución para las pequeñas y microempresas?
En edge Colombia, trabajamos con la premisa de que la solución no es simplemente trabajar menos, si no trabajar con más calidad y eficiencia. Nosotros trabajamos con una teoría que ha demostrado como mantener los colaboradores motivados y satisfechos en el desempeño de sus funciones: “la teoría de flujo”.

La teoría de flujo prevé que una persona necesita mantenerse desafiada y, al mismo tiempo, utilizar sus máximas capacidades y habilidades para obtener un desempeño alto. Esta combinación conllevaría a una satisfacción intrínseca, sea en la vida profesional o personal. Es importante mencionar que la teoría de flujo tiene amplia aplicación no sólo en el comportamiento, si no también en estudios de artes y deportes.

Los estudios de esta área también revelan que, al utilizar sus habilidades para completar un desafío, los colaboradores de las empresas tienen un aumento significativo del interés por sus tareas y hasta de su buen humor en el trabajo. Y para los que creen que esto no tiene impacto, ya se ha probado que un funcionario satisfecho busca nuevas formas de hacer su trabajo de forma más eficaz y propone sugerencias constructivas para mejorar el trabajo en equipo.

Saber como orientar a empresas, en etapa temprana o en crecimiento, a como crear los mecanismos para que las personas entren en sus estados de flujo es una de las misiones de edge Colombia. Para conseguir esto, es necesario dejar de lado el paradigma de invertir en acciones motivacionales, como masajes, salidas en grupos que no reflejan un resultado palpable para la empresa, y tratar la causa del problema. Además de incorporar prácticas importantes relacionadas al capital humano en el día-a-día de equipos, es importante dedicar esfuerzos para diagnosticar e implementar soluciones que llevan tu equipo al mejor desempeño que puede tener.

Los invitamos a conocer algunas recomendaciones que realizamos a nuestros aliados que nos buscan con este tipo de desafíos:

> Enlista las actividades que cada persona en tu equipo está desarrollando;

> Analiza como las habilidades que cada persona tiene están siendo utilizadas. Es decir, verifica que las personas están haciendo lo que les sale naturalmente o si están dedicando más tiempo, esfuerzo y energía en algo que realmente no agrega valor a tu empresa ahora. A lo mejor tienes tu mejor vendedor haciendo trabajos meramente burocráticos. ¿Ya te ha pasado?

> A continuación, verifica cuáles son los desafíos que se presentan a cada persona en tu equipo de trabajo. Si son muy fáciles, muchas veces las personas toman más tiempo para solucionarlos. Esto pasa porque las personas tienen una tendencia natural a querer contribuir o sentir que están haciendo algo. Entonces, ellos postergan la finalización de una tarea, aunque sea muy simple. O si es muy difícil, puede generar ansiedad y paralización. De cualquier manera, no es un estado ideal para tener en tu equipo.

> Para ti, lo importante es que cada persona contribuya para tu empresa, utilizando sus habilidades innatas y conocimientos de forma eficaz. ¿Qué puede pasar en un equipo de fútbol cuando un técnico posiciona a un delantero en la defensa? Lo que quieres es que los delanteros marquen el gol y que los defensas protejan a tu equipo y que, adicionalmente, sientan que están haciendo su mejor trabajo y que realmente son importantes para el funcionamiento de este.

¿Qué pasó con el aliado sobre el cual hablamos en el inicio de este artículo, después de nuestras recomendaciones relacionadas a la interacción del equipo? Finalmente, en alianza con edge Colombia, edge Brasil ha revisado su organigrama, aumentando el número de personas en estado de flujo dentro de la empresa. Adicionalmente, identificamos que el mejor tratamiento para los desafíos identificados no era reclutamiento y selección de nuevas personas, sino ajustar el nivel de desafío de los colaboradores actuales. Esto generó inmediatamente una reducción de costos alrededor de 7%, para evitar nuevos costos con procesos de selección y una mejora de la productividad en 12% (medida por la capacidad de prestación de servicios por mes, después de los ajustes), además de garantizar la construcción de la plataforma de personas necesarias para avanzar en los objetivos organizacionales y aumentar su escala. Y tu equipo, ¿está en flujo?