¿Estás saboteando tus sueños?

chambitoÉxito profesional

¿Has querido, alguna vez, cambiar algo en tu vida y no lo has conseguido? ¡No te preocupes! No estás sólo(a). Un estudio reciente mencionado por profesores de la Universidad de Harvard mostró que solo una de cada 7 personas a las cuáles los médicos indicaron que deberian cambiar sus hábitos para no fallecer (comer más saludablemente, hacer ejercicio, dejar de tomar bebidas alcohólicas o fumar), realmente hace los cambios que necesita hacer. Después de 2 años de sufrir una cirurgia cardíaca, solamente el 10% de las personas adopta hábitos más saludables. ¿Cuántas personas conoces que han tomado decisiones que son “buenas” para ellas mismas y después de un tiempo recaen en sus hábitos no saludables?

¡Robert Kegan y Lisa Lahey, profesores de la Universidad de Harvard, con enfoque en el área del desarrollo humano, te cuentan el secreto para que cumplas con tus metas!

1. Activa tu observador: Tu cerebro ahorra energía al guardar experiencias que te generan sufrimiento. Así todas las veces que tu inicias algo que puede desencadenar esta sensación tu cerebro busca formas de protegerte y sabotea tus nuevos cambios. Pon tu observador en alerta para identificar estos momentos de sabotaje.

2. ¿Qué te gustaría cambiar ya? Si pudieras transformar un aspecto de tu vida hoy, ¿cuál sería? Sé muy racional y ten claridad de tu objetivo. Ejemplo: Bajar 5 kilos de mi peso corporal en 4 meses.

3. Observa cuáles son tus comportamientos saboteadores: Nuestro cérebro entiende racionalmente qué queremos hacer. Pero hay un componente emocional que nos impide de comportarnos coherentemente. ¿Qué haces o dejas de hacer y que no te deja cumplir con tus compromisos racionales? Ejemplo: Todos los días como chocolate y evito comer ensaladas.

4. Entiende tu compromiso oculto: Revisa qué estos comportamientos saboteadores buscan proteger. Ejemplo: El chocolate libera endorfina y me ayuda a acalmar la ansiedad. Y creo que si no bajo la ansiedad no voy a poder expresarme bien. Tengo el compromiso de hacerme entender y generar relaciones de confianza.

5. Revela tu(s) gran(des) suposición(es): Si yo dejo de proteger mi compromiso oculto, ¿qué catastrofe pasará? Estas grandes suposiciones son normalmente irracionales cuando uno las detecta, sin embargo, estas guian el comportamiento saboteador de uno mismo, no dejando que alcances tus sueños. Ejemplo: Yo asumo que si no me hago entender y no genero relaciones de confianza, nadie se va a interesar por mí.

Luego, tengo que comer chocolate para bajar la ansiedad, expresarme correctamente y garantizar que la gente se interese por mi, generando relaciones de confianza.

¿Qué hacer con esto?

6. Pon a prueba tus grandes suposiciones: Realiza pequeños experimentos en tu día a día para validar que tan verdaderas son tus suposiciones. Tomando el ejemplo que hemos venido conversando, una posibilidad sería: hacer ejercicios físicos en la mañana, para liberar endorfina en el cerebro, y evaluar si esto también ayuda a bajar la ansiedad, expresar correctamente y generar relaciones de confianza. En caso contrario, desafía nuevamente tu gran suposición. Es importante hacer vários experimientos para que el cerebro aprenda otros caminos para llegar al resultado deseado.

¿Qué te parece? ¿Estás listo(a) para identificar el motivo de algunas inseguridades? ¿Estás preparado(a) para realmente alcanzar todo tu potencial y vivir tus sueños? Si estás interesado(a), en conocer más, inscríbete aquí para recibir mayor información sobre este y otros temas de desarrollo profesional y personal.